Categorías
Opinión

Por qué la bici es mejor alternativa que el patinete para ir al trabajo

Durante 3 años he ido al trabajo en bicicleta. Bueno, más concretamente, una parte en coche y otra en bicicleta plegable.

El trayecto en bicicleta son unos 4 km de ida y 4 km de vuelta sin cuesta y con la pequeña particularidad de tener que cruzar la frontera entre España y Gibraltar.

Tras probar el patinete Xiaomi Mi Scooter M365, me decidí a comprarlo. Sobre todo de cara a usarlo más en verano, ya que en el patinete se pasa mucho menos calor que en la bici.

Sin embargo, tras dos semanas de uso diario, lo devolví por las siguientes razones:

  1. El patinete hay que cargarlo, la bici no. Por lo tanto, cada dos o tres días tocaba cargarlo. Es decir, saca del maletero, súbelo a casa y vuelve a bajarlo al coche. La bicicleta plegable, vive en el maletero y no necesita carga.
  2. Cuando la autonomía baja de cierto porcentaje, la potencia baja bastante y ya no corre tanto.
  3. Para pasar la frontera, el patinete tiene que ir por donde los peatones. La bici puede pasar por donde circulan los coches. Los días que hay cola en la frontera de peatones, se nota bastante.
  4. El patinete es más peligroso y menos ágil y cómodo que una bici. Los baches se notan mas y es más frágil en general.
  5. Era un capricho de más de 300 euros.
  6. Hago muy poco deporte y con el patinete, el tiempo de actividad se redujo prácticamente a cero. Con la bici, aunque sea muy poquita distancia, algo muevo las piernas.
  7. Los días, de lluvia son un problema para el patinete. Con la bici y un buen chubasquero, he llegado a ir al trabajo cruzando una ciclogénesis explosiva.

Por Manuel Ruiz-Alba

Navaja suiza digital con doble acento. Granadino de nacimiento y con poco tiempo para escribir.

1 respuesta a «Por qué la bici es mejor alternativa que el patinete para ir al trabajo»

Escribe tu comentario