13 razones para tener un blog corporativo

Todas las empresas tienen dirección postal y teléfono. Muchas tienen email.  Últimamente bastantes tienen página web e incluso perfiles en las redes sociales más conocidas pero pocas tienen un blog.

Casi todas las grandes empresas tienen web y parece que las PYMES poco a poco van publicando sus páginas con el objetivo de vender, ser encontrados cuando los clientes los buscan en Google y además sirven para explicar los productos que venden. Sin embargo, pocas creen en que tener un blog corporativo ayuda.

Pues bien, a continuación enumero varias razones por las que una empresa debería tener un blog:

  1. Publicar contenido que no tiene cabida en la página web.  
  2. Demuestra conocimiento del sector y mercados donde opera.
  3. Genera una comunicación multidireccional con clientes, dado que los blogs permiten comentarios de usuarios en los posts.
  4. Alimenta y enriquece los contenidos de social media y a la postre, puede servir como caldo de cultivo para una campaña viral.
  5. Un blog se debe actualizar a menudo y con reguralidad (no como el mío), y como sabéis, los usuarios buscan en Google cuando quieren algo y Google favorece la aparición de blogs antes que páginas webs (mejora SEO).
  6. Fidelizas al cliente escribiendo contenido relevante.
  7. Facilitas al prospecto o futuro cliente que te encuentre en los buscadores.
  8. Sirves contenido a aquellos que no están interesados en tus servicios o productos pero sí en tu marca.
  9. Está más que demostrado, los posts se comparten más en redes sociales que la web “clásica”.
  10. Transmites una imagen más moderna de tu empresa
  11. Llegas a un público más amplio y depende de lo que vendas, más jóven.
  12. En muchos casos, publicar en un blog contenido es más fácil y más rápido que en una página web.
  13. Se puede medir fácilmente, analizar los resultados y tomar algunas decisiones.

Creo que el desafío más grande que se puede encontrar cuando se crea un blog corporativo es  en cómo canalizar las visitas al blog a unas mayores ventas si este es uno de los objetivos.

La estrategia de Disney

Disney es una máquina de hacer dinero

Disney es una máquina de hacer dinero

Cuando de primeras piensas en Disney como empresa, lo que probablemente te venga a la cabeza son películas y parques de atracciones. Sin embargo, la estrategia de Disney se expande a otros sectores.

Desde las primeras películas como Fantasía y Pinocho hasta las más digitales como Monstruos S.A., Buscando a Nemo o Cars, Disney comenzó su andadura empresarial con películas y más tarde con parques de atracciones. A lo largo de los 80 y los 90 la estrategia de Disney se concentró en desarrollar mercados mediante adquisiciones que casi duplicaron su tamaño.

A día de hoy, Disney está dividida en 4 divisiones con un entramado empresarial bastante enrevesado y numeroso:

  • Estudios: productoras, distribuidoras como Touchtone, Miramax, Buena Vista o Lucasfilm, discográficas como “Walt Disney Records”.
  • Medios de comunicación: canales de TV como ABC, Disney Channel, ESPN, Radios, portales de internet…
  • Parques de atracciones a lo largo de 3 continentes
  • Productos de consumo que venden a través de sus tiendas Retail (Disney Stores) y parques de atracciones.

La estrategia de Disney es claramente de diversificación, ya que basan el crecimiento de la empresa comprando nuevos negocios fuera de los productos y mercados que tenían en un inicio. El hecho es que empezaron haciendo películas y ahora tienen hasta tiendas físicas para vender disfraces, peluches y un sin fin de artilugios relacionados con sus películas.

La verdad que la estrategia de Disney es envidiable y es hoy en día una de las marcas más valiosas del mundo pero, ¿es la diversificación su única vía de éxito? ¡Deja tu opinión en la sección de comentarios!